EL ESTUDIO DE ALMUÑÉCAR

Aerografía caballito de mar y caravela

Como ya sabréis los clientes y amigos de Roots Tattoo, divido mi tiempo entre el estudio de tatuajes de Granada al cual pertenece esta página y otro pequeño local en Almuñécar, el cual abro solo los lunes durante el año y algunos días más durante la temporada de verano.

graffiti morena domadaComencé a tatuar en este estudio en verano de 2009, ya que, tras pasar el verano anterior con muchas dificultades debido a la crisis, y al tener ya una gran cantidad de clientes y amigos en este pueblo en la costa tropical de Granada, me decidí a probar suerte en este negocio durante el verano.

Fue tal la aceptación y me sentí tan a gusto y bien acogido en todos los ámbitos que accedí a sacrificar los lunes de mi tienda en Granada para seguir viniendo a este hermoso lugar para seguir haciendo tatuajes a los sexitanos y mantener el contacto con la buena gente de la que de repente me vi rodeado.

A los pocos meses de trabajar en este maravilloso lugar que es Almuñécar la anterior propietaria del negocio, Odile, una bellísima persona muy allegada a mí, volvió a Francia por motivos personales, por lo que me ofreció seguir yo solo con el peso de un segundo negocio, a lo cual accedí sin dudarlo.

Pintura atomizada mural caballito de mar

El motivo de haber interrumpido el artículo “Cómo controlar el dolor en un tatuaje” para emitir esta publicación es que, pasado el presente verano de 2015, he decidido que mi estancia aquí toca a su fin. No tengo palabras para agradecer lo muchísimo que ha hecho por mí mi buen amigo Jose María Cabrera (no hay muchos como tú y por eso estoy aquí) y a toda su familia, que ahora es la mía también, en especial a Dani, Toñi, Carli, las gemelas y un interminable etcétera. Desde el primer día me habéis tratado todos como a uno más, sabiendo de mí solo lo que Jose os hubiera contado, pero debió ser algo muy bueno para que me acogierais de esta forma que yo no habría podido ni imaginar.

He tenido la suerte de haberos conocido y pienso ir a visitaros al menos un par de veces al año, que es lo que visito a mi familia sanguínea en Jerez de la Frontera. Tampoco puedo dejar de ver a mis amigos Josemi y Francis, que son como hermanos para mí desde que los conocí hará ya trece o catorce años, y también sois mi familia.

Han sido seis años y un verano que siempre llevaré en mi corazón, pero como vosotros sabéis este año concluyo una etapa de mi vida, con lo que es el momento de hacer cambios.

Cuando una persona cambia necesita hacer cambios en cuantos más aspectos mejor. Ponerlo todo patas arriba es el primer paso para poder luego tenerlo todo donde uno quiere o necesita, y lo que yo ya necesito es estar recogido y bien organizado en un solo sitio. Roots Tattoo Almuñécar ha sido unas alas para mí durante estos años pero están cansadas y necesitan posarse para que yo pueda echar unas raíces fuertes.

Neptuno sobre morena gigante con tentáculos

Ahora regreso a mi Sancta Sanctorum, Roots Tattoo Granada, que por cierto tiene este fenomenal aspecto gracias a la ayuda de otro gran amigo que es Andy, de origen alemán pero residente en Almuñécar, quien orquestó la espectacular reforma realizada en 2013.

Vuelvo a mis “raíces” granadinas para poder centrarme en mi objetivo con todas mis fuerzas, sin tener que dividir mi atención, mi esfuerzo y mis recursos entre dos tierras. Continuaré haciendo aquello de lo que vivo y para lo que vivo desde hace más de media vida, generar arte en la piel de quien me ceda su confianza y comparta conmigo sus inquietudes artísticas y/o espirituales.

Pasado este verano mis clientes y amigos de Almuñécar sabéis que siempre seguiré tatuando, y que no es difícil contactarme, simplemente si os queréis tatuar conmigo tendréis que venir a verme a Granada, con el mismo precio, calidad y buen rollo que en Almuñécar.

cortina tras graffiti

Ahora cedo el terreno a los dos nuevos estudios recién abiertos en Almuñécar, Diego de “Cosa Nostra Tattoo” y Erika de “Tattoo Studio Okini” (ya pasaré a despedirme en persona), ambos buenos tatuadores con mucha experiencia. Les deseo sinceramente lo mejor y sé que dejo en buenas manos este pueblo al que tanto cariño he cogido en estos seis años en los que he sido el único estudio de tatuajes abierto. Espero que haya mucho trabajo para los dos y que tengáis el mismo buen rollo que en su día tuvieron Javi y Alan, los tatuadores que me precedieron a mí aquí.

Sin más, me despido de todos vosotros con muy buen sabor de boca y con anticipada nostalgia, pero con ánimos de seguir dándolo todo en Granada y con ganas de mejorar día a día.

criaturas marinas con aerógrafo

Guardar

Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Buenas,
    Quiero saber cuantos años tengo que tener para hacer un tatuaje, porque en algunos sitios hay que tener 18 o 21 años.
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *