RECOPILACIÓN DE TATUAJES VOL XXXIII (2014/11)

Tatuaje caravela estilo propio

 

Nueva entrega de tatuajes variados de este estudio de la capital de provincia de Granada, la número 33 en estos tres años en la que ponemos punto y final a lo más destacado de 2014, año en que tuvo lugar la inauguración de esta página web.

En esta publicación vamos a acompañar las fotos de tatuajes con un tema que ya salió a relucir en uno de los primeros artículos de esta página: “El estilo propio“.

 

Angel con dos dagas

 

En este artículo hablaba del estilo propio como parte de una corriente como en mi caso pueda ser el cómic y el grabado, pero también podemos reducirlo aún más a la esencia de los pequeños detalles particulares de cada individuo.

Un rasgo distintivo de muchos tatuadores es que aparte de que sigan o no un estilo como puedan ser el japonés, Old School o realismo consigue darle un matiz en el que se reconoce su mano dentro de una corriente.

 

 

En ocasiones es un rasgo muy reconocible como un tipo de línea*, de sombreado o es su uno del color*, pero en otras ocasiones lo que caracteriza el estilo personal no es tan definible, es un conjunto de cosas que le dan un sabor particular, todo el mundo puede hacer croquetas pero las de su madre son siempre las mejores.

El que no sea fácilmente explicable en qué consiste esta particularidad de un artista hace que sea más difícil de imitar. Bien es cierto que cuando muchos artistas comienzan a inspirarse en sus compañeros crean una corriente que si perdura se transforma en un estilo, como el tatuaje tradicional americano es una evolución del japonés. Toda tradición comienza siendo nueva un día.

 

Tatuaje femenino

 

Reconocer el trabajo de un artista plástico es como distinguir a un músico dentro de una banda. Se necesita tener el oído acostumbrado a identificar los detalles casi inapreciables y haber escuchado mucha música para percibirlo. De la misma forma con las artes plásticas (dibujo, escultura pintura y derivados como el tatuaje) cuanto más arte se ve mejor se identifica al educar el ojo y con cierto criterio propio evitando pretensiones radicales ni faltando al respeto.

Los críticos de humos subidos pueden ser muy perjudiciales, y por fortuna o por desgracia con internet hoy en día todos podemos jugar a ser críticos. La cuestión es si la moralidad general está preparada para ello.

 

 

Volviendo al tema de los tatuadores que se diferencian del resto, el que se diferencie de unos o de otros no quiere decir que sea ni mejor ni peor tatuador. Se reconoce la personalidad de una persona tanto por sus virtudes como por sus fallos. A veces se adivina la identidad de cierto individuo por ciertas carencias y manías que repite inconscientemente en sus trabajos. También se da el caso de que a un espectador en concreto no le atraiga en concreto el estilo con el que se define el artista. Como ya dije en otro artículo en lo referente al arte es incorrecta la búsqueda de la comparación en términos de mejor o peor.


ARTÍCULO RELACIONADO:

EL TATUAJE COMO ARTE

RECOPILACIÓN  ANTERIOR  |  SIGUIENTE

INICIO  |   GALERÍA  |  CONTACTO

CATEGORÍAS DE ARTÍCULO

ARTE/FILOSOFÍA  |  CULTURA/HISTORIA

CURACIÓN/SALUD  |  DISEÑO/OTROS

*Palabras contenidas en el GLOSARIO

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *