TAPADO DE TRIBAL CON ROSAS NEGRAS (DESTACADO 17)

Coverups en Granada

 

De entre todos los tatuajes* difíciles de tapar uno de los retos más complicados de abordar es cuando te piden que tapes una superficie grande y negra, con pocos claros y sin usar color*.

En este caso teníamos un tribal* del exterior de media manga superior con partes de color rojo. De la piel original teníamos solo un par de tirillas que cruzaban la composición de una forma poco estilizada y como premisa un par de rosas negras.

Los motivos* vegetales al ser orgánicos son muy flexibles a la hora de hacer un cover-up*, y en concreto las rosas son dado su volumen* una elección de las más fáciles para cubrir un tatuaje antiguo, pero el no poder usar color era un contratiempo en potencia dada la superficie del tatuaje que había que tapar.

Afortunadamente la antigüedad o la falta de experiencia de quien hizo el tatuaje tribal hicieron que el negro no fuese muy intenso, sino que tuviera cierta carencia de saturación*. Aprovechando eso pude jugar degradando mis nuevos negros con los antiguos para darle nitidez a las rosas, es decir, que fui capaz de aprovechar los grises oscuros del tatuaje original para dar nitidez al nuevo motivo*.

 

Método de coverup brazo hombre

 

Los brillos blancos son muy importantes en este trabajo, le dan mucha viveza a esta obra. Otro elemento fundamental para evitar en la medida de lo posible que se viera un mazacote negro ininteligible y aportar algo de claridad al diseño* fueron ese par de líneas* en negativo* que cruzaban el tribal.

Las líneas no tenían continuidad ni fluidez, pero era la única reserva de piel sin tatuar que teníamos, por lo que tenía que aprovecharlo como fuese, así que puse en primer plano un par de tallos de rosa con espinas que me sirvieran de excusa. Hubiera sido mucho mejor poder haberles dado una continuidad mucho más estilizada, pero la maldición de los tapados consiste en tener que adaptarse a lo que el usuario* tiene ya tatuado y a sus querencias.

Este impresionante cover-up además lo hicimos en una sola sesión a petición del coleccionista*, no recuerdo el número de horas que tardamos pero calculo que cinco o así. Como dudaba de aguantar tanto relleno en una sesión me pidió permiso para usar crema anestésica, cosa a la que no me suelo negar (hay tatuadores que sí, ya que la piel se hincha un poco y puede deformar el diseño o resultar incómodo al tatuar).

 

Tattoo tribal rojo y negro tapado con rosas

 

El inconveniente de esto es que la crema surte efecto durante la primera hora o poco más, y cuando de verdad le iba a hacer falta era para la parte superior que es la última que íbamos a tocar, los tatuajes normalmente se trabajan de abajo hacia arriba.

Para solucionar esta situación lo que hicimos fue acabar primero la parte de abajo, calculando cuando quedara más o menos una hora para volver a utilizar la crema en la parte superior, ya que debe estar actuando más o menos ese tiempo envuelto en plástico, y una vez terminada la parte inferior pusimos la parte superior de la transferencia* y seguimos con el trabajo.

 


ANTERIOR  |  SIGUIENTE

INDICE LIBRO  |  INICIO

PUBLICACIONES  |  GALERIAS

*(Palabras contenidas en el GLOSARIO)

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *