4.19 EL TATUAJE TRADICIONAL AMERICANO (CSEC, POR SERAFÍN RABÉ)

 

A mediados del s XIX hubo una gran proliferación del comercio e intercambio cultural entre Estados Unidos y Japón. De este rico intercambio surgió un gran interés y demanda por parte de los marineros americanos hacia el tatuaje japonés*.

Al estar desembarcados poco tiempo en tierras orientales, los marineros no podían realizarse tatuajes de la magnitud que solían exhibir los nativos, por lo que comenzaron a realizarse tatuajes de menor envergadura preferentemente en lugares del cuerpo donde ellos pudieran observarlo como pecho y brazos, y los temas de interés que querían expresar estaban más relacionados con la mar. De esta forma tanto el tamaño como la ubicación y la iconografía evolucionaron hacia uno de los que actualmente son de los más populares estilos que se tatúan en el mundo.

 

Traditional style american tattoo

 

Pese a que Estados Unidos recibía influencia cultural europea por un amplio volumen de inmigración y a Europa llegó la técnica de manera más directa desde Nueva Zelanda que desde Japón, el estilo que cuajó en América fue definitivamente el de influencia japonesa, ya que en Europa en principio solo consumían la técnica individuos de alta alcurnia, mientras que en América era el pueblo el que los popularizó (de hecho popularizar proviene del griego populus, pueblo).

Los primeros temas que desembarcaron en Estados Unidos eran propios del mar, así como veleros, sirenas, timones, tiburones, calamares gigantes, rosas de los vientos o anclas, a los que pronto se unieron las rosas y los corazones con una banda con el nombre de la mujer amada. Había una gran variedad de simbologías en los tatuajes de los marineros basada en la superstición, como por ejemplo eran sinónimo de suerte las golondrinas, ya que es el primer ave que suele verse cuando el barco se acerca a tierra. También funcionaban como amuletos tatuarse en los pies un pollo y un cerdo, ya que el ganado se transportaba en cajas de madera que flotaban si el barco se hundía, por lo que estos no se ahogaban. Llevar uno de estos animales en cada pie aseguraba al portador la supervivencia en caso de naufragio.

 

American sailor tattoo

 

Dadas las pequeñas dimensiones de que constaban estos tatuajes y lo poco desarrollada que estaba la técnica al ser realizada por punción directa, los letreros que se introducían en los tatuajes requerían una tipografía mayúscula, la cual derivaría en una caligrafía característica del tatuaje tradicional americano. Artistas como Norman Keith Collins (más conocido como Sailor Jerry), Tatts Thomas, Cap Coleman o Herbert Hoffman son directamente responsables de la estética de los flashes* del tatuaje de estilo “Old School”.

El tatuaje tradicional tuvo una gran acogida por parte de los marineros americanos, que fueron a los que se atribuía en principio este tipo de parafernalia. A continuación se le unieron los artistas de circo que exhibían sus tatuados cuerpos a modo de espectáculo y personas de vida frívola, pero podemos afirmar que en el mundo occidental Estados Unidos ha sido el que en menor escala de tiempo no solo ha conseguido normalizar la técnica sino que también ha desarrollado un estilo propio muy diferente del que le dio origen y lo ha exportado al resto del mundo.

 

Tattoo tradicional en cintura de chica

 

Y es que en un país con mucho mestizaje cultural siempre es más fácil que proliferen las tradiciones externas terminando por consolidar una cultura propia y legítima. El primer estudio oficial de tatuajes que se abrió en Occidente fue en la ciudad de Nueva York en 1870 de la mano de un inmigrante alemán llamado Martin Hildebrant, y la primera máquina de tatuar eléctrica fue creada por Samuel O’Reilly en Estados Unidos, basada en un invento de Thomas Edison.

La temática del tatuaje tradicional americano pronto se vio ampliamente diversificada. Manteniendo un tratamiento icónico de los motivos representados cuidando únicamente el elemento sin prestar importancia al fondo del diseño o a la composición global del cuerpo comenzaron a realizarse tatuajes de dagas, águilas, motivos de indios americanos, serpientes, calaveras de ganado, panteras y pin ups.

 

tatuaje felino

 

Las pin ups pueden definirse como chicas sexys que desempeñan un rol concreto ya sea de la vida cotidiana como si está realizando un trabajo propio de los hombres en aquellos tiempos como pilotos, marineras, mecánicas o enfermeras.

Su imagen fue muy extendida durante la Segunda Guerra Mundial  en la que fueron muy representadas en las llamadas “pinturas de morro de avión”. Estas pinturas se realizaban en la parte de la cabina de las aeronaves y tenían por parte de los pilotos de los aviones de combate las motivaciones de amedrentar al enemigo en el caso de representar llamas o bocas de tiburón o de levantar la moral de las tropas en caso de ser “letterings” recordatorios de la familia y los seres queridos o de exuberantes pin ups.

 

Tatuaje para pecho de hombre

 

Coincidiendo con la integración de la mujer en el ámbito de la industria en esta guerra dada la gran demanda y la escasez de mano de obra masculina, las pin ups han ido poco a poco siendo más un símbolo de la mujer trabajadora, fuerte e independiente que hoy en día es un reclamo para el tatuaje femenino incluso más que para el masculino al combinar la belleza y coquetería de la mujer con la fuerza del “Poder Femenino”, reivindicativo de la lucha por la igualdad de sexos.

Este género no solo puede encontrarse figurado al estilo del tatuaje tradicional, sino que por los años cincuenta las grandes multinacionales comenzaron a utilizar para los anuncios publicitarios pin ups pintadas a mano sobre soportes de chapa o madera con un gran realismo al estilo académico pero con un carácter muy fresco y alegre.

 

Tatuajes de pinup vieja escuela

 

Con la modernización de las técnicas de tatuaje hoy en día se tatúan pin ups que imitan este efecto de pintura al óleo de gran realismo, y son también consideradas de estilo tradicional por la temática pese a que estéticamente no guarden relación con el rudo estilo del tatuaje americano de principios y mediados del siglo XX, que poseía una estética basada en contornos de líneas* gruesas, escaso sombreado básicamente negro y poca variedad cromática basada en colores primarios y secundarios.

A partir de 1960-70 el tatuaje tuvo una revolución social debido a su aceptación dentro del círculo de la comunidad hippie, y en los ochenta fue adoptado también por culturas basadas en tendencias musicales como el punk, el rock, el heavy o el hip hop.

 

Roses tattoo

 

En torno a los noventa el tatuaje había evolucionado tanto que comenzó a hablarse de un nuevo estilo genuinamente americano; el “New School” o “Nueva escuela”. En estos años en USA ya estaban extendidos estilos como el tribal, el biomecánico, el japonés o el terror, pero nunca se había olvidado el tradicional autóctono.

De hecho, este género había evolucionado tanto que la significativa diferencia entre lo que se tatuaba en estos tiempos comparado con lo que se hacía cien años atrás dio origen a que hubiera que diferenciar entre la vieja y la nueva escuela. Al ser considerado un estilo diferente basado en el tradicional americano el “New School” tuvo la libertad de poder definirse como tal despojándose de las limitaciones y condicionantes. Este hecho propició una revolución estilística que colaboró a terminar de definir esta joven variedad de tatuaje que no está en absoluto limitada por la temática.

 

Pinup neotradicional

 

El estilo neotradicional* puede representar escenas divertidas de comida, pin ups, escenas de terror e incluso motivos tradicionales japoneses realizados con esta nueva estética, ya que si el tradicional americano es padre del “New School” el japonés podría considerarse su abuelo.

Los tatuajes de la “Nueva Escuela” tienen en común con el tradicional el contorno grueso, con la diferencia de que el grosor no tiene por qué ser continuo, sino que puede variar haciéndose más pronunciado en las zonas de largas líneas curvas, y estrecharse en las rectas, que son menos frecuentes en este tipo de tatuajes debido a que los diseños son habitualmente deformados para evitarlo.

La línea recta en un tatuaje, especialmente si es una línea larga no funciona demasiado, ya que el cuerpo humano no es un soporte plano ni rígido, y además está sujeto a posibles cambios según la zona, por ello el “New School” tiene la tendencia a someter los flashes a deformaciones que recuerdan al estilo surrealista de Salvador Dalí.

Este recurso hace el tatuaje mucho más flexible, expresivo, dinámico y moderno, y muestra una clarísima influencia del graffiti y el cómic. El graffiti también ha influenciado mucho en la “Nueva Escuela” en el uso del color. Debido a la amplia gama de colores de la que hoy en día disponen los tatuadores el “New School” no iba a conservar la paleta de colores tradicional, que apenas sobrepasaba el negro, rojo, verde, amarillo y azul.

 

Tatuaje a color para pierna de chica

 

El nuevo estilo es una explosión de colores vivos muy contrastados con un buen uso del degradado entre ellos. No es muy habitual encontrar tatuajes “New School” en escala de grises, aunque también existen. Esta nueva tendencia mantiene frente a la anterior la rotundidad en el elemento principal aunque se preocupa un poco más por el espacio en el que se sitúa este.

No tiene un diseño tan sintético al añadir más detalles en el flash y tener mayor variedad cromática, y está tan extendido o más incluso que el tradicional, claro que la mayoría de las veces no podemos etiquetar un diseño como estrictamente tradicional o moderno, sino que debemos valorar la proporción de cualidades de un estilo o de otro.

 

Tatuaje tradicional americano


CAPÍTULO ANTERIOR  |  SIGUIENTE

GALERÍA DE TRABAJOS  | ARTÍCULOS

INICIO  |  REDES SOCIALES


*Palabras contenidas en el Glosario.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *